Desempeño del sector exportador de Norte de Santander 1975-2013

Performance of export sector of Norte de Santander 1975-2013

Johanna Milena Mogrovejo Andrade*

Liliana Marcela Bastos Osorio**

Jorge Raúl Ramírez Zambrano***

*Candidata a Doctor en Estudios Políticas (Universidad Externado de Colombia), Magíster en Administración (Universidad Nacional Experimental del Táchira, Venezuela), Especialista en Control Interno e indicadores de gestión (Universidad de Pamplona, Colombia) Profesora adscrita al Departamento de Estudios Internacionales y de Fronteras (Facultad de Ciencias Empresariales), Universidad Francisco de Paula Santander (Cúcuta, Colombia). Director del Departamento de Estudios Internacionales y de Fronteras y Directora del programa de Comercio Internacional Universidad Francisco de Paula Santander (Cúcuta, Colombia), Director del Grupo de Investigación (GIDSE) para el Desarrollo Socioeconómico. e-mail: johannamogrovejo@ufps.edu.co

**Magíster en Administración (Universidad Nacional Experimental del Táchira, Venezuela), Especialista en Finanzas (Universidad Autónoma de Bucaramanga, Colombia) Profesora adscrita al Departamento de Estudios Internacionales y de Fronteras (Facultad de Ciencias Empresariales), Universidad Francisco de Paula Santander (Cúcuta, Colombia). Miembro del Grupo de Investigación (GIDSE) para el Desarrollo Socioeconómico. Email: lilianamarcelabo@ufps.edu.co

***Docente catedrático e investigador del Departamentos de Estudios Internacionales y de Frontera de la Universidad Francisco de Paula Santander (Cúcuta). E-mail: jramirez7801@gmail.com  


Resumen

El siguiente artículo tiene como objetivo estudiar el desempeño exportador del departamento de Norte de Santander durante el periodo 1975-2013. La metodología utilizada es de tipo exploratorio y de carácter descriptivo, la cual toma como base información de origen secundario, dicha información permite revisar el balance neto exportador del departamento, mostrándose que el departamento presentó periodos de volatilidad en sus términos de intercambios. No obstante, los términos de intercambio se han fortalecido debido a los procesos de globalización, la apertura comercial y la firma de nuevos tratados de libre comercio.

Palabras Clave: balance neto exportador exportaciones, balanza de pagos, PIB de Norte de Santander.

Abstract

The purpose of the following article is to review exporting performance of the Department of Norte de Santander in the period of time 1974-2013. Exploratory and descriptive methodology was used, taking secondary origin information as the basis; such information allows to review the export net balance of the Department; it was found that the Department underwent volatility periods in its exchange terms.  Notwithstanding, exchange terms have been strengthened due to globalization, commercial opening, and  subscription of new free trade agreements.

Keywords: Export net balance, exports, payment balance, State of Norte de Santander GDP.


Introducción

La actual situación sociopolítica y económica por la cual atraviesa Venezuela ha venido afectando progresivamente a Norte de Santander, los efectos se reflejan en la balanza comercial en cuenta corriente. Lo anterior se debe a que Venezuela es el principal país destino de las exportaciones. Sin embargo, la globalización y los tratados de libre comercio firmados por Colombia han modificado levemente los términos de intercambio de Norte de Santander, generando un cambio en los registros en la balanza comercial desde el año 2010 a 2013.

Por esta razón, el artículo tiene como objetivo estudiar el desempeño exportador de Norte de Santander durante el periodo 1975 a 2013. La metodología utilizada es de tipo exploratorio y descriptiva, la cual toma como base información de origen secundario, que permite revisar el balance neto exportador del departamento. Los resultados muestran que este presentó periodos de volatilidad en sus términos de intercambio. No obstante, dichos aspectos se han fortalecido debido a los procesos de la globalización, la apertura comercial y la firma de nuevos tratados de libre comercio. También se ilustra que solo hasta la primera década del siglo XXI, la región aumenta el volumen de comercio y el número de países destino de sus exportaciones. A pesar de que el balance general es positivo, el contenido de los términos de intercambio denota que Norte de Santander posee una excesiva dependencia de las exportaciones minero-energéticas y un modesto dinamismo de las ventas de manufacturas al exterior, lo cual se constituye en el largo plazo, en el principal reto que debe afrontar, el cual es, trasformar su estructura económica hacia actividades generadoras de valor que posibiliten una oferta exportable diversificada, innovadora y con múltiples países - destinos.

Materiales y métodos

Este trabajo de investigación presenta el comportamiento de las exportaciones e importaciones netas (FOB) desde el periodo de 1975 a 2013 para el departamento de Norte de Santander. Así como también el comportamiento de las exportaciones e importaciones en los periodos más críticos en la economía de la región, años 2007 al 2013.

La metodología aplicada fue de tipo exploratorio y de carácter descriptivo, toma como base información de origen secundario, la cual permite revisar el balance neto exportador del departamento de Norte de Santander para los años 1975 al 2013.

La globalización como motor de intercambio comercial

Para Stiglitz (2003), la globalización es el resultado de la reducción de los costos de trasporte y la disminución de las barreras artificiales al comercio a través de la frontera. Para Kalmanovitz (1997), la globalización o liberalización de los mercados en Colombia es un proceso que tiene sus inicios en los años noventa del siglo XX. Bajo este contexto se da la apertura comercial en el gobierno de César Gaviria Trujillo; la cual modificó la estructura económica colombiana, evidenciando cambios drásticos y tiempo muy difíciles, no solo para la industria, sino también para el sector primario, pues la economía colombiana debió enfrentarse a una feroz competencia internacional, lo cual era algo para lo que no se estaba preparado.

Para Pacheco (2009) durante los últimos treinta años, la mayoría de los países de América Latina han implantado programas extensivos de liberación comercial, voluntariamente o bajo la presión directa o indirecta de instituciones multilaterales como el Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización Mundial de Comercio (OMC). Los promotores de la liberación comercial argumentan que el propósito principal de esta es mejorar el desempeño macroeconómico, acelerar la tasa de crecimiento del producto interno bruto (PIB), aumentar los niveles de vida, lograr una balanza de pagos equilibrada y una baja inflación; el mecanismo para conseguirlo es la reducción de las barreras arancelarias y los acuerdos de libre comercio entre países.

En general, el desempeño económico de los países de América Latina desde la era de la liberación comercial no ha sido bueno, como ya lo ha señalado Rodrik (2004:3):

[Durante los noventa] América Latina creció más lentamente no solo comparada con otras partes del mundo [...] sino también comparada con su propio crecimiento en los sesenta y setenta. Este es un hecho empírico sorprendente, su importancia es difícil de minimizar. Después de todo, la América Latina de los sesenta y setenta es una región de sustitución de importaciones, una macroeconomía populista y de proteccionismo, mientras la América Latina de los noventa es una región de apertura, privatización y liberación. El hecho crudo es que, bajo cualquier estándar, el desempeño del crecimiento económico per capita ha sido abismal durante los noventa. (Rodrik 2004:3)

Sin embargo, el proceso de globalización económica generó desequilibrios no solo en los países que lo implantaron como los países en vías de desarrollo, sino a las economías desarrolladas, tal como es descrito por el Premio Nobel de Economía de 2001:

Durante los Noventa Felicesla economía creció hasta niveles desconocidos en toda una generación. Los expertos y la prensa proclamaban el advenimiento de una Nueva Economía en la que las recesiones serían un resabio del pasado y la globalización traería la prosperidad al mundo entero. Pero hacia el final del decenio lo que era el alba de una nueva era empezó a parecerse cada vez más a esas ráfagas de actividad, o hiperactividad económica que invariablemente desembocan en una crisis, obedeciendo a una ley que venía caracterizando al capitalismo durante doscientos años. Solo que esta vez la burbuja, el auge de la economía y el alza de la bolsa era más importante, como también lo serían sus consecuencias; y la nueva era empezaba también para el resto del mundo, no sólo para Estados Unidos. En consecuencia, la crisis que siguió no sólo afectaría a Estados Unidos, sino que se hizo sentir por todo el planeta (Stiglitz, 2003:37).

Tal situación afecta a economías como la de los países emergentes logrando afectar las industrias nacionales, los efectos también inciden en lo regional, especialmente en Norte de Santander, departamento que no fue ajeno a esta situación. La crisis económica de final de los noventas ocasionó un estancamiento en las exportaciones, lo cual creó la necesidad de diseñar nuevas estrategias en pro del fortalecimiento de los términos de intercambio, habida cuenta que Venezuela era el principal destino de las exportaciones y este país fue golpeado por una crisis externa y por factores endógenos en tiempos recientes.

En este sentido, Colombia aceleró algunos procesos de integración económica, como el caso de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) y suscribió paulatinamente acuerdos de libre comercio con un amplio conjunto de países. Norte de Santander es beneficiario directo de esta medida y sus efectos se ven reflejados en la balanza de pagos a través de los registros en la balanza comercial en cuenta corriente.

Breve revisión de la balanza de pagos

Para Krugman y Obstfeld (2006), la balanza de pagos divide las exportaciones e importaciones en tres categorías: la primera corresponde a la de bienes, es decir, las exportaciones e importaciones de mercancías. La segunda, servicios, incluye partidas como pagos por asistencia legal, gastos de los turistas y costos de envío. La última categoría, se denomina rentas, se compone fundamentalmente de los intereses y dividendos pagados entre países y las ganancias repatriadas de empresas que operan en el extranjero y son propiedad de residentes.

La balanza comercial de la cuenta corriente es la subcuenta de la balanza de pagos que registra las importaciones y exportaciones de un país durante un período determinado. El saldo de la balanza comercial es la diferencia entre exportaciones e importaciones, es decir, entre el valor de los bienes que un país vende al exterior y el valor de los que compra a otros países. Un país incurre en déficit comercial por la balanza de pagos, cuando el saldo es negativo, es decir, cuando el valor de las exportaciones es inferior al de las importaciones. Por el contrario, un país incurre en un superávit comercial; cuando el valor de las exportaciones es superior al de las importaciones. En cambio, cuando las exportaciones netas son igual a cero —el balance neto se encuentra en equilibrio comercial, dado que el valor de las exportaciones y las importaciones son exactamente iguales. (CEML, 1989). 

Según Mankiw (2002) entre los factores que podrían influir en las exportaciones y en las importaciones de un país se encuentran:

·                    Los gustos de los consumidores por los bienes interiores y por los bienes extranjeros.

·                    Los precios de los bienes en el interior y en el extranjero.

·                    Los tipos de cambio a los que los individuos pueden utilizar la moneda nacional para comprar monedas extranjeras.

·                    Las rentas de los consumidores interiores y de los extranjeros.

·                    El coste de trasportar bienes de un país a otro.

·                    La política del gobierno con respecto al comercio internacional.

Bajo este orden ideas, la balanza de pagos (BP) de Colombia registra los flujos reales y financieros que el país intercambia con el resto de las economías del mundo, de acuerdo con el Manual de Balanza de Pagos y Posición de Inversión Internacional del FMI (2009). La BP presenta dos grandes cuentas: la cuenta corriente (CC) y la cuenta financiera (CF). La CC contabiliza las exportaciones e importaciones de bienes y servicios, al igual que los ingresos y egresos por concepto de renta de los factores (ingreso primario) y por trasferencias corrientes (ingreso secundario). Es decir, que en la cuenta corriente se registran todas las transacciones con recursos reales entre la economía y el resto del mundo. El saldo en CC, ya sea deficitario o superavitario, es el resultado del saldo neto de las cuentas que la componen; un superávit (déficit) se presenta cuando la suma de las exportaciones de bienes y servicios producidos localmente más los ingresos netos recibidos del resto del mundo (ingreso primario y secundario) supera (es inferior) al valor de las importaciones y los egresos pagados por los mismos conceptos. Un superávit en CC se traduce en la capacidad de prestar recursos (ahorro) al resto del mundo, en tanto que un déficit significa una necesidad de financiamiento externo por parte de la economía local. Banco de la República (2014).

La CF[1] debe presentar el mismo signo de la cuenta corriente, registrando las fuentes de financiación externas (si es positivo, hay superávit en CF) denotando la capacidad que tiene un país para otorgar recursos al resto del mundo (en cambio sí es negativo, la CF presenta déficit, lo cual genera el efecto inverso).

Se desprende de lo anterior, que las exportaciones e importaciones y su monetización representa un componente crucial tanto de la balanza comercial en CC como de la CF, reflejando el valor de producción de una economía nacional o regional que es colocada en los mercados internacionales, por lo que resulta fundamental para lograr el objetivo de este trabajo revisar los resultados de los términos de intercambios por la balanza comercial en cuenta corriente, por lo cual se parte de las siguientes preguntas: ¿Cuál ha sido el desempeño exportador de Norte de Santander durante el periodo 1974-2013?, ¿cuáles son las actividades exportadoras que más han crecido con los años y qué sectores se han debilitado con el paso del tiempo en el departamento?, bajo este contexto, ¿qué sectores exportadores tienen más proyección internacional?

Desempeño del sector externo de Norte de Santander

Según Jiménez (2013), la participación del producto interno bruto (PIB) de Norte de Santander en el PIB nacional ha sido muy poco significativa y su representatividad en el PIB de la región nororiental ha sido muy volátil y decreciente. Lo anterior, puede constatarse al hacer una revisión histórica de la participación de Norte de Santander sobre el PIB de la región nororiental colombiana, mientras que el departamento de Santander ha tenido el porcentaje más alto en el periodo 2001-2013, teniendo un porcentaje de participación para el 2013[2] de 7,3 %, mientras que la participación de Norte de Santander fue de 1,6 %

 Jiménez et al. (2013) y Ramírez et al. (2015) muestran que la escasa contribución al producto nacional y el bajo crecimiento económico de Norte de Santander se debe al menor grado de especialización en actividades industriales y los modestos encadenamientos productivos que se dan al interior de la estructura económica del departamento. Por lo que el sector terciario, según el Dane (2014), se convierte en el sector económico de mayor participación; sin embargo, la historia del comercio interno y exterior del departamento muestra unas fases crecientes y otras decrecientes acordes con los años en que el intercambio comercial se fortalece o se ralentiza, habida cuenta el proceso de globalización donde se acelera más el proceso, lo que se refleja en el bajo crecimiento del PIB y el intercambio comercial con los principales socios comerciales.

Al respecto, Jiménez (2013) manifiesta que desde mediados del siglo pasado se ha venido atribuyendo un papel importante a la actividad manufacturera en el crecimiento y desarrollo económico de los países. Reconocidos autores como Kaldor (1967), Chenery et al. (1986), Thirlwall, (2003), Sarmiento (2005), entre otros, han respaldado esta hipótesis. Kaldor (1967), por ejemplo, afirmaba que, en países con un grado de desarrollo intermedio (Colombia, por ejemplo), las mayores tasas de crecimiento de la economía, generalmente están asociadas con mayores tasas de crecimiento de su industria manufacturera. Este crecimiento es impulsado por la globalización y sus procesos actuales impulsan el crecimiento y desarrollo de las naciones, aumentando los términos de intercambio con otros países, por esta razón los países deben buscar nuevos mercados para fortalecer sus empresas y el propiciar el desarrollo desde una escala regional.

Comportamiento de las exportaciones netas

Las exportaciones netas de Norte de Santander han mostrado un comportamiento favorable en el periodo comprendido entre 1975 y el año 2013. La tendencia para la mayoría de años ha sido positiva. Las exportaciones totales pasaron de USD$ 10.304.227 en 1975 a USD$ 319.900.000 en el año 2013. Por su parte las importaciones totales pasaron de USD$ 2.804.209 en 1975 a USD$ 157.500.000 en el 2013. Al respecto, la figura 1 muestra el desempeño de los términos de intercambio de Norte de Santander durante el periodo 1975-2013.

Figura 1. Exportaciones e importaciones (Dólares FOB) de Norte de Santander 1975 - 2013

Fuente: Dane (2014), elaboración propia.

 

Figura 2. Exportaciones netas de Norte de Santander 1975 -2013. Dólares FOB

 

Fuente: Dane (valor FOB). Elaboración de las autoras.

El periodo de estudio, permite inferir que el monto agregado de los términos de intercambio ha sido muy bajo hasta el año 2005, en adelante el intercambio comercial de Norte de Santander alcanzó una cifra récord, especialmente con su tradicional socio comercial, Venezuela. Las exportaciones superaron la barrera de los mil millones de dólares, mientras que las importaciones superaron el techo de los doscientos millones de dólares. Por lo que en 2013, los términos de intercambios medidos a través de la diferencia en los registros en transacciones reales por la balanza comercial en cuenta corriente, evidenció un superávit con los siguientes países: Venezuela con USD $ 26 millones, Estados Unidos con USD $ 34,9 millones, China con USD $ 13,6 millones. Sin embargo, el saldo fue deficitario con países como Brasil en USD $ 6,8 millones y España con USD $ 2,2 millones.

a. Exportaciones de Norte de Santander

De los sectores de Norte de Santander el más representativo es el sector servicios quien aporta un mayor porcentaje; sin embargo el sector primario y secundario es el que le aporta más a la balanza de pagos. Según Cárdenas (2013) el último componente de la identidad macroeconómica es la diferencia entre exportaciones e importaciones de bienes y servicios.

Figura. 3. Exportaciones de Norte de Santander según sectores económicos 1975 -2009. Valores (FOB)

Título: Millones de dólares

Fuente: Dane (valor FOB). Elaboración de las autoras.

La figura 3 muestra cómo ha sido el comportamiento de los sectores de Norte de Santander frente a los mercados internacionales para los periodos de 1975 a 2009. Es así que a partir del 2006 la industria manufacturera de la región empieza a posicionarse en los mercados externos en una gran proporción. La agricultura y minas en pequeños porcentajes tienen un leve aumento, sin embargo, el PIB con mayor valor son servicios, pero para las exportaciones no tiene mayor representatividad.

Por lo tanto, el Departamento sí ha tenido una tendencia en la búsqueda de incrementar su producción en el sector secundario a partir del año 2006, ha mostrado un gran aumento, el mayor en su historia. Pero en el 2010 empieza a descender, lo que demuestra que factores diversos generaron ese aumento que según el entorno fronterizo fue circunstancial debido al tipo de cambio de las compras con Venezuela a través de los dólares de Cadivi (Comisión de Administración de Divisas de Venezuela), entidad encargada de los pagos internacionales, tipo de cambio que favorecía el alto valor de compra lo que aumentó el valor FOB de las exportaciones.

b.        Exportaciones Norte de Santander 2005-2013

Los principales destinos de exportación de Norte de Santander entre enero y diciembre de 2013 fueron: Venezuela, Estados Unidos, China, Panamá, India, Bélgica, entre otros. La distribución de las exportaciones por país-destino fue la siguiente: 33 % hacia Venezuela, Estados Unidos con un 21 %, China con un 14 %, 10 % para Panamá, India con un 4 %, Bélgica con un 3 % y otros países un 14 %. Los productos exportados hacia Venezuela fueron productos cerámicos y animales vivos. Entre lo exportado hacia los Estados Unidos están: combustibles y minerales, aluminios y manufacturas. Y lo exportado hacia China: cobre, manufacturas, combustibles y otros minerales.

En cuanto a los registros de las importaciones, las importaciones nortesantandereanas presentan un ciclo parecido al logrado por las exportaciones, pero cabe decir, con magnitudes diferentes. Por ejemplo, a partir de 2005, las importaciones más representativas son las que provienen de la industria manufacturera, con una leve alza de las importaciones proveniente del sector primario. Según las estadísticas del Dane (2014) y la Dian (2014), el origen de las importaciones nortesantandereanas del año 2013 provienen de los mercados venezolano (36 %), surcoreano (20 %), chino (16 %), norteamericano (16 %) y brasileño (6 %).

Para lograr contextualizar el análisis exploratorio anterior, la figura 4, muestra el tipo de desempeño que ha logrado el departamento de Norte de Santander, bajo un modelo regional y exportador que depende en primera instancia de la cercanía geográfica y de los efectos que genera la tasa de cambio y algunos hechos políticos que han impactado de manera diversa y diferenciada sobre las cuentas de balance exterior del departamento.

Como se mencionó a partir de 2005 y en especial desde 2006, las exportaciones nortesantandereanas crecieron ostensiblemente, a tal punto que en 2007 los registros de exportaciones alcanzaron un tope superior a los $ 600 millones de USD, lo que motivó un auge comercial histórico entre Colombia y Venezuela. El principal favorecido fue Norte de Santander, debido a que la tasa de cambio fija para dólares viajeros (turismo y compras en el exterior) de los venezolanos, y una tasa de cambio preferencial que estimuló el consumo interno nortesantandereano, las transacciones comerciales y financieras entre ambos países. El punto de inflexión fue 2008 donde las exportaciones nortesantandereanas presentan una tendencia decreciente, debido a los problemas políticos que derivaron en una crisis diplomática entre Colombia y Venezuela. De igual forma, las denuncias reiteradas del gobierno venezolano y su negación al pago de las divisas a causa de la sobrevaloración de los registros y transacciones comerciales y financieras derivadas, que han dado origen al fenómeno denominado como efecto Cadivi.

Al constatarse las operaciones ficticias y al profundizarse la crisis diplomática, Colombia y en especial Norte de Santander, experimentó un bloqueo comercial que ocasionaron pérdidas, un notable cambio en los términos de intercambio y en consecuencia de los destinos de las exportaciones, sin generar cambios estructurales en el modelo regional exportador (figura 4).

Figura 4. Desempeño del sector externo de Norte de Santander. 2007 -2013

 Fuente: Dane (2014), elaboración propia.

En efecto al revisar el desempeño del sector externo en 2010-2013, Norte exportador experimenta un descenso de las exportaciones que tienen como destino a Venezuela (-10,6 %), en términos generales las exportaciones totales, no sobrepasan los 400 millones de dólares y las importaciones se encuentran por debajo de este valor. Otro hecho a destacar es que, el bloqueo comercial, generó la necesidad de buscar mercados alternativos a las exportaciones, lo que motivó a usar los tratados de libre comercio (TLC) suscritos por Colombia, en especial el TLC con los Estados Unidos. En este sentido, las exportaciones dirigidas a este mercado-destino se incrementaron en un 97 %; abriéndose nuevos mercados hacia Panamá, Perú y Portugal. Mientras que las exportaciones hacia China, experimentaron un descenso de 42 %.

Según la Cámara de Comercio de Cúcuta (2013), el movimiento de comercio internacional del departamento, mostró un comportamiento muy similar a 2012. A la fecha, las ventas mundiales llegaron a los USD $ 319.9 millones, cifra análoga al mismo periodo de 2012 que registró USD $ 313.2 millones. A excepción de las exportaciones de carbón y minerales, las exportaciones de animales vivos y carne en canal, experimentan cambios significativos. Varios de los principales capítulos arancelarios mostraron resultados favorables. Por capítulos arancelarios, el carbón, que representa el mayor renglón en exportaciones (USD 160.2 millones) representa el 50 % de las operaciones internacionales; y como caso excepcional, la carne y animales vivos, repuntaron considerablemente sus registros al abrirse la compra por parte de Venezuela, posterior a la crisis. Los incrementos de estos dos productos fueron de 100 % y 260 % respectivamente.

Caso contrario, ocurre con las exportaciones manufactureras; productos estratégicos de la actividad económica regional como cerámicas, prendas y complementos de vestir, cayeron en un 15 % y 89 % respectivamente. La principal debilidad de estos rubros de exportación estriba en que su principal destino, es el mercado venezolano. Por otro lado, mientras el mercado venezolano esté caracterizado por restricciones comerciales, cambiarias y con escasez de divisas los términos de intercambios se erosionarán dada la falta de garantías de pago.

En suma, el modelo de desarrollo exportador de Norte de Santander, continúa con la misma estructura, las exportaciones minero-energéticas representan el 50 % de las exportaciones totales; el segundo renglón importante, son las exportaciones manufactureras con un 29,5 % y cierra las exportaciones de productos de agroalimentos con el 20,4 %. Norte de Santander participa en las importaciones nacionales con el 0.4 %. Las compras registradas por los importadores locales a alcanzaron los USD $ 157.5 millones en 2013.

Puede decirse que las exportaciones netas regionales han sido positivas, aunque cada año la diferencia entre exportaciones e importaciones es menor. El mayor superávit se presentó en el año 2008, cuando las exportaciones sumaron USD $ 1.329 millones y las importaciones $221 millones de USD, mientras que el superávit en balanza comercial en cuenta corriente fue de USD $ 1.108 millones.

Así como Venezuela es el mercado preferido de las exportaciones, este mismo país, se convierte en el proveedor número uno de las importaciones locales, estas equivalen el 36.5 % del valor de las importaciones totales (USD $ 157 millones). Los productos de mayor rotación que vienen de Venezuela son materiales plásticos y manufacturas.

A pesar de que existe un tratado de libre comercio con Estados Unidos, la balanza comercial con este mercado transitoriamente es positiva, a corte de agosto se reportaron exportaciones por valor de USD $ 63.9 millones y se registran importaciones por valor de USD $ 25.3 millones, con saldo positivo de USD $ 38.6 millones[3].

Conclusiones

Este artículo usa una metodología exploratoria y descriptiva, la cual se apoya en datos estadísticos de origen secundario. A partir del análisis de contexto se demuestra la debilidad y volatilidad del sector externo nortesantandereano, así como la excesiva dependencia de la oferta exportable del mercado venezolano, lo cual condiciona la forma cómo el departamento logra sacar ventajas del comercio exterior. Se evidencia que la debilidad de la estructura económica y la cercanía geográfica con Venezuela, aisló a Norte de Santander de las ventajas que puede ofrecer la apertura y liberalización comercial, por lo que tardíamente y muy entrada la década del 2000 (siglo XXI) es que el departamento empieza a abrirse al mundo, a pesar de que el proceso de apertura y de liberalización de los mercados en Colombia tiene su inicio en los años noventa del siglo XX.

La crisis diplomática y política con Venezuela, motivó la ampliación del intercambio con otros mercados diferentes a Venezuela como lo son EE. UU., China, Brasil, Perú y Panamá, lo cual demuestra que la diversificación de países-destinos para la oferta exportable nortesantandereana es clave, no solo para afrontar las crisis y los riesgos, sino para sustituir mercados y sacar ventajas económicas del comercio exterior y la globalización.

Según los datos sobre exportaciones e importaciones (valores FOB) de Norte de Santander, ha habido una balanza positiva del saldo neto exterior, dado que el valor de las exportaciones ha sido mayor que el de las importaciones según la evolución del proceso de liberación comercial que empezó a tener el país en los años noventa. Las exportaciones netas de Norte de Santander han sido positivas, aunque cada año la diferencia entre exportaciones e importaciones es menor. El mayor superávit se dio en el año 2008, cuando las exportaciones sumaron USD 1.329 millones y las importaciones 221 millones, la balanza fue de USD 1.108 millones.

A pesar de que el balance general es positivo, el contenido de los términos de intercambio denota que Norte de Santander posee una excesiva dependencia de las exportaciones minero-energéticas y un modesto dinamismo de las ventas de manufacturas al exterior. Estos componentes se constituyen, a largo plazo, en el principal reto que debe afrontar, el cual es, trasformar su estructura económica hacia actividades generadoras de valor que posibiliten una oferta exportable diversificada, innovadora y con múltiples países- destinos. Bajo esta línea de argumentación, el cambio de modelo de desarrollo regional es un imperativo.


Referencias bibliográficas

Banco de la República. (2014). Balanza de pagos en Colombia, Metodología y fuentes de información. Bogotá. Recuperado de http://www.banrep.gov.co/economia/pli/Metodologia_Balanza_Pagos.pdf

Cárdenas, M. (2013). Introducción a la Economía Colombiana. Bogotá: Alfaomega.

Chenery, H. B., Robinson, S. and Syrquin, M. (1986): Industrialization and growth. A comparative study. World Bank, Washington D.C: Oxford University Press.

Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (CEML, 1989). Balanza comercial, relación de intercambio y tipo de cambio real en un modelo intertemporal de optimización Monetaria. Madrid.

Cámara de Comercio de Cúcuta (2013). Informe de gestión 2013. Cúcuta.

Departamento Administrativo Nacional de Estadística (2014). Resultados PIB departamental 2013 preliminar (Base 2005). Recuperado de http://www.dane.gov.co/index.php/cuentas-economicas/cuentas-departamentales

Fondo Monetario Internacional (2009). Manual de Balanza de Pagos y Posición de Inversión Internacional (6ed). Washington: FMI

Jiménez, S. (2013). Estructura Económica y Crecimiento en Norte de Santander, 2000-2012: una esquiva transformación productiva, Revista Face, Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, 13, 115 – 136.

Jiménez, S. Reyes, S. Ramírez, J. Gualdrón, C. Zambrano, M. y Soledad, J. (2013). Caracterización Socioeconómica de Norte de Santander 2000-2010. Pamplona: Universidad de Pamplona.

Kaldor, N. (1967): "Strategic Factors in Economic Development", Ithaca, New York: Cornell University.

Kalmanovitz, S. (1997) Economía y Nación. Bogotá: Tercer mundo editores.

Krugman, P. y Obstelfed, M. (2012). Economía Internacional. Madrid: Pearson-Addison Wesley.

Mankiw, G. (2002).  Principios de Economía.  Madrid: Mc Graw Hill

Pacheco, P. (2009). Efectos de la liberación comercial en el crecimiento económico y la balanza de pagos en América Latina. Investigación Económica, LXVIII (267), 13-49. Disponible en http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=60126701.

Ramírez, J. Manzano D., Zambrano y Noya, E. (2015). ¿Por qué no le tan bien a Norte de Santander. Tomado del libro: Serie de Documentos de Trabajo de Economía Regional y de Frontera. Pamplona: Universidad de Pamplona.

Rodrik, D. (2004). Rethinking growth strategies, Wider Annual Lecture 8.  Helsinki: United Nations World Institute for Development Economics Research.

Sarmiento, E. (2005). El nuevo paradigma. De la estabilidad, el crecimiento, y la distribución del ingreso. Bogotá: Norma – Escuela Colombiana de Ingeniería.

Stiglitz, J. (2003) Los felices 90, la semilla de la destrucción. México: Taurus.

Thirlwall, A. (2003). La naturaleza del crecimiento económico. Un marco alternativo para comprender el desempeño de las naciones.  México: Fondo de Cultura Económica.



[1] Hay que destacar, que los flujos financieros se desagregan en operaciones de inversión directa, inversión de cartera y otra inversión (préstamos, créditos comerciales y otros movimientos financieros) y la variación de las reservas internacionales.

[2] DANE- Dirección de Síntesis y Cuentas Nacionales.

[3] Fecha de corte agosto-septiembre según Dane.

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.