Estudiar en mayúsculas: La educación formal en instituciones penitenciarias venezolanas

  • María Antonieta Elvira-Valdés
  • Emilse Durán-Aponte
Palabras clave: Centros penitenciarios, educación de los presos, necesidades educativas, superación educativa

Resumen

Este artículo se propone develar intencionalidades y sentidos frente al estudio formal por parte de las personas privadas de la libertad,recluidas en centros penitenciarios venezolanos. La escasez de trabajos teóricos y antecedentes que aborden la problemática de quienesestudian en prisión, evidencia una falta de registros de las nociones que se producen en esas aulas de clase en contextos de encierro.Este acercamiento a uno de los aconteceres menos publicitados de la actividad carcelaria, pasa por pensar la complejidad del proceso dehumanización, formación y re-educación del recluso en espacios de privación de libertad. A partir de una aproximación cualitativa, sepresentan las esencias y significados del fenómeno en voces de sus protagonistas. El acceso a las experiencias se hizo mediante la técnicade recolección de información privilegiada: la observación participante y la entrevista en profundidad. Se seleccionaron como centrospenitenciarios el Instituto Nacional de Orientación Femenina y el Internado Judicial de Los Teques, en los que se desarrollan actividadeseducativas. La investigación contó con 25 participantes, 15 mujeres y 10 hombres. El análisis de contenido realizado a través de unareducción progresiva de los datos, es categorizado e incluido en las dimensiones y categorías consecuentes. Se evidencian tres elementosimportantes durante el cumplimiento de la condena (internos, externos, combinación de ambos); en principio, los factores propios del sujetoprivado de libertad, la forma en la que asume e internaliza el momento que vive, sus emociones, la motivación, tener el apoyo familiar - ono tenerlo -, los sentimientos de esperanza y culpa, dan forma y le dan un sentido al hecho de estudiar y formarse en la cárcel. Este estudio,revela que en las aulas de los penales, las prisiones pueden llegar a ser lo que tienen que ser: espacios de reinserción 
Publicado
2014-06-30
Sección
Artículos de investigación